+34 918 46 42 40 info@psgn.es

Ya hemos hablado anteriormente en este blog sobre vinilo. En otras ocasiones, comentamos que había principalmente dos tipos: de corte o impresión. Hablamos de sus propiedades y sobre cual era mejor en cada caso. En esta serie de dos post, lo que haremos será dividirlos según su fabricación. También veremos qué debemos tener en cuenta a la hora de utilizar rótulos de vinilo.

Tipos de vinilo según su fabricación.

Cómo habíamos dicho según el trabajo que vayamos a realizar necesitaremos un tipo de vinilo u otro. Según el método de fabricación podríamos diferenciar dos tipos:

Calandrados:

Su fabricación se realiza a partir de una masa de plástico. Posteriormente esta masa se comprime a través de su tratamiento con dos rodillos de presión. Debemos tener en cuenta que su aplicación se debe restringir a proyectos en los que la exigencia no sea muy alta en cuanto a calidad. Dentro de este tipo de vinilo observamos dos categorías:

  • Polimérico: Al llevar polímeros añadidos obtenemos un mejor comportamiento frente al encogimiento. Debemos tener en cuenta que pese a dar un resultado mejor que los monoméricos en exterior, no deben ser aplicados sobre superficies irregulares. Los vinilos calandrados poliméricos son una alternativa viable para condiciones de exterior no muy exigentes.
  • Monomérico: La opción más económica. Esto repercute obviamente en su calidad. No podemos tenerlo en cuenta a la hora de aplicaciones exteriores de larga duración o que tengan unas exigencias de calidad altas. Sin embargo para una aplicación en interior, puede ser una opción correcta.

Vinilos Fundidos:

Para comenzar diremos que son, por lo general, los vinilos de mejor calidad. En cuanto a su fabricación, lo más importante es recalcar que tenemos una tasa de encogimiento prácticamente nula. Esto se debe a que se obtiene a partir de un líquido que se derrama y solidifica con un espesor mínimo. Al obtener una capa muy fina, es más blando y fácil de cortar. A la hora del “pelado” (proceso de descarte de las zonas que no nos sirven en un diseño) y de su posterior aplicación también resultan mucho más cómodos.

Con los vinilos fundidos tendremos una respuesta óptima en cuanto a calidad, duración y mantenimiento. Esto nos vale tanto a la hora de superficies lisas cómo en texturas, corrugados o remaches.

rotulacion-interior-exterior-carls-jr-1

Ya conozco los tipos de vinilo. Ahora ¿Cuál elijo?

Cada proyecto de rotulación tiene sus propias exigencias. Por eso en Project Sign te ayudaremos a elegir entre las diferentes opciones para que tu presupuesto se aproveche al máximo, invirtiendo en calidad según tus necesidades. #cuidatuimagen con nosotros.

Autor: A4roman
Cerrar menú